Siguenos en

jueves, 17 de julio de 2014

ENTRENAMIENTO CRUZADO PARA RUNNERS


Un corredor realiza de media más de 800 impactos contra el suelo en cada kilómetro que recorre. Si suponemos que sale a correr a diario unos 12 Km. año tras año, sin duda sus articulaciones, músculos y huesos se verán resentidos. 

Los expertos recomiendan para los corredores aficionados combinar entrenamientos de otras disciplinas deportivas que les ayudará a mantener e incluso mejorar su nivel de forma física. A esto se le conoce como entrenamiento cruzado.

Las prácticas que mayores beneficios aportan son la natación, el ciclismo y el trabajo de fuerza muscular. A nivel mental, practicar otra actividad que no sea correr ayuda a no caer en la monotonía y que el entrenamiento se haga más distraido. Además equilibramos nuestro cuerpo ejercitando grupos musculares nuevos, haciendo que seamos mejores deportistas.

Los meses en los que la climatología no acompañe a entrenar en la calle (en los días más fríos y lluviosos del invierno, y en los más calurosos del verano) son ideales para integrar la natación en nuestra planificacón. Es recomendable recibir algunas lecciones de técnica de natación para que puedas disfrutar del agua y no te lesiones. 

Por otra parte, el ciclismo lo podemos practicar tanto en exterior con bicicleta de montaña o carretera, como en interior con bicicletas estáticas, spinning o rodillos. Con la bicicleta le ahorraremos muchos impactos a nuestras articulaciones y podremos utilizar este medio para realizar un trabajo de intensidad mediante series y cambios de ritmos. 

Como ya hemos comentado en publicaciones anteriores, el trabajo de fuerza es primordial para un corredor que quiera mejorar y evitar lesiones. A fuerza de practicar demasiado un único deporte, el corredor pierde con los años tonicidad, fuerza y flexibilidad muscular. Recomendamos realizar autocargas, utilizar gomas elásticas, escaleras, multisaltos, trx... centrándonos en el cinturón abdominal, región lumbar, cuádriceps, isquiotibiales, aductores y gemelos. 

Desde Esencia recomendamos realizar el entrenamiento cruzado con estas tres actividades, cuyos beneficios están demostrados. Es muy común ver a algún colega de carreras lesionado porque fue a echar una pachanguita de fútbol con los amigos.

Entrena con cabeza, mima a tú cuerpo.